TIERRA SAGRADA

 
 
 
"La Mujer Búfalo Blanco les enseñó la canción para cargar la pipa y como elevar la pipa hacia el cielo, hacia el Abuelo Misterio, hacia la Abuela Tierra, hacia Unci, y luego hacia las cuatro direcciones del universo.
-Con esta pipa sagrada –les dijo –caminarán como una plegaria viviente. Con sus pies en la tierra y la boquilla de la pipa apuntando al cielo, sus cuerpos forman un puente viviente entre el Aliento Sagrado y el Superior Sagrado. Wakan Tanka nos sonríe porque ahora somos uno: tierra, cielo, todos los seres vivientes, los de dos piernas, los de cuatro piernas, los alados, los árboles, las hierbas. Junto con los hombres, todos estamos emparentados, somos una sola familia. La pipa nos une a todos."


Leer más: http://www.hijasdelatierra.es/blog/luna-del-maiz-luna-roja/

 

Desde Hijas de la Tierra, proponemos este espacio, para ahondar más en nuestra conexión con la Madre Tierra, y todos sus seres. Reconectarnos al Sagrado Femenino y Masculino, desde los Circulos de Mujeres. Hombres y Animales de Hijas de la Tierra, donde todos son bienvenidos, porque ya es tiempo de aunar, de unirnos y no separarnos más. Sentir y honrar nuestra sangre sagrada, recibir nuestros dones y canalizar y gestionar la energía desde el corazón.

 

Activismo Sagrado, Rueda de Oración Animal, un encuentro para sostener a nuestros hermanos animales, pero tambien las tierras dañadas, las gentes heridas y todo lo que la Tierra clame. Una Rueda donde nos conectamos mensualmente para ser en unidad desde el corazón.

 

Cursos, talleres, rituales mensuales de la luna llena, y muchas cosas más que iremos iniciando en breve, para seguir recordando quienes somos y a qué vinimos a esta bella Tierra.

 
 

Boletines

Suscríbete a nuestros boletines:

EL LLAMADO DEL TAMBOR, EL LLAMADO DE LA TIERRA

                                                               

 El Tambor es el latido de la Tierra, es el canto de las profundidades de su corazón. Sentir, tocar y expresarte con él, es orar a la Madre Tierra. Tocarlo, cantar con él, sentirte uno a su lado, es estar en la presencia de la Tierra. Los animales y la naturaleza aman el latido del tambor. Los humanos al escucharlo recuerdan la antigua canción... TAM TAM TAM...