La Escoba Mágica

Artes de bruja.

 

 

 

Las escobas guardan un fuerte vínculo con el mundo de las brujas. Desde tiempos inmemorables la bruja usaba la escoba como un arte mágica más. Además, era un utensilio seguro pues todos los hogares disponían de ellas y no te delataba en los momentos de más clandestinidad y persecución.

 

Las escobas se usan como varas de poder, para enfocar y dirigir la energía mágica. También para barrer zonas y limpiarlas de negatividad. Y sobre todo como elemento de protección de los hogares. En la Irlanda medieval se usaban dos escobas cruzadas para impedir que cualquier negatividad entrara en el hogar a través de la chimenea o la puerta de entrada.

Mis abuelas tejían enea y esparto y construían escobas y sillas cameras, unas sillas con patas cortas, típicas para los calderos y cocinar en redondo. Mi abuelo hacía escobas con ramas de brezo o mijo. Desde pequeña he visto como se tejía en mi casa y siempre hemos tenido muchas costumbres en torno a las escobas en casa, seguro que algunas os son familiares:

Nunca hay que llevar una escoba vieja a un hogar nuevo, acarrea mala suerte. Nunca se barre caminado hacia atrás.  O guardar la escoba en posición invertida, esto es una manera de no tener visitas indeseadas, sean astrales o físicas, pero digamos que por buenas maneras no debe tenerse así siempre. Nunca se barre los pies de una mujer soltera o como se decía antiguamente en edad de casar, esto era una constante en mi casa, ¡cuidado no barrer los pies de la niña! Se dice que si se barre no se casará.

Mi madre y mi abuela tenían diferentes escobas para ciertos lugares, por ejemplo, la escoba que barre dentro no debe barrer fuera. O sea, balcón, jardín etc.

Antiguamente la escoba era la encargada de recoger las cenizas de los fuegos sagrados, pues las escobas pueden recoger sin alterar la magia de la misma. Las cenizas contienen la energía alquímica del ritual y con la escoba se podía coger para su guarda, hacer sacos o como se hacía en mi casa, poner por los campos de cultivo tanto en Yule como en Litha (Solsticio Invierno y Solsticio Verano).

Cuando se espolvoreaba con cenizas los cultivos, para una buena cosecha, para que los cultivos estuvieran protegidos de plagas, sequias y demás cosas negativas; las mujeres cogían las escobas y montadas sobre ellas las iban esparciendo. De ahí se sacó la imagen de las brujas volando montadas en la escoba.

Al montar y esparcir cenizas, se cantaba a la tierra. Se reía, cantaba, danzaba pues era una celebración a la misma madre tierra. Una acción de culto a nuestra madre se tergiversó en lo que hoy se conoce como el vuelo de las brujas en sus escobas. He podido saber por lecturas sobre magia y rituales que esta acción se realizaba en Europa y África. A mí me lo ha contado mi madre que se realizaban en Extremadura. Así como saltar la hoguera en el solsticio de verano las parejas casaderas y después esparcían esas cenizas con escobas, descalzos cantándole a la tierra.

Entendidos en artes mágicas como Cunningham y Harrington comentan sobre la escoba mágica:

“…las escobas son un emblema de la Luna y de sus energías, así como de las mujeres, del agua, de la tierra misma… […] recuerdan tiempos pasados, cuando la magia era aceptada como parte de la vida, y la escoba era una herramienta de este antiguo arte.”

La escoba representa la unión de las dos polaridades masculino (palo) y femenino (paja en redondo u ovalado). De ahí la costumbre en las bodas paganas de saltar la escoba al finalizar la unión.

 

CÓMO HACER UNA ESCOBA

Para realizar la escoba mágica deberás saber primero que energía y para que trabajos la quieres. Por ejemplo, si la quieres para protección; las ramas de saúco, roble o fresno son las que más te convendrían. Para consagrar y trabajar con la escoba más digamos magia ancestral se hace con varas de sauce, que son de energía lunar y ayudan en el psiquismo, la sanación y los poderes de la Diosa.

 

 

Elementos que necesitas para realizar una escoba mágica:

-Mango o palo que no te sobrepase.

-Ramas, paja, o mijo.

-cola.

-cordel, tijeras, alambre.

-abalorios y pinturas para decorar.

 

Coloca las ramas o paja alrededor del extremo del palo. Coge alambre o cuerda y ata la escoba más o menos 5-8 cm del extremo. Pon intención en la escoba y lo que quieres hacer con ella.

Se puede ir aplicando cola a los nudos para afianzar. Si es de paja se suele doblar hacia atrás para después atarla de nuevo. Si es de ramas, tan solo hazle algunos nudos más para afianzarla.

Pinta el palo, ponle símbolos, nombres, o lo que sea sagrado para ti.

 

Una vez acabada, solo queda consagrarla como un arte mágica tuya más. Espera a que haya una luna que te guste acorde con el trabajo, por ejemplo, para proteger luna llena, para limpiar menguante etc… Una vez la luna salga, traza el circulo sagrado y ponte dentro con la escoba. Preséntala a los 4 elementos, a las 4 direcciones, tus guias,animales de poder, los seres que tu trabajes.

Camina en dirección las agujas del reloj, a la vez que vas pidiendo bendiciones para la escoba y tus trabajos. Por último vuelve al centro y sosteniendo la escoba en posición invertida, con la punta de las ramas hacia la luna sostenla. Siente como la luna la carga de energía y la bendice.

 

 

Una vez acabado moja la escoba con agua cargada a la luna, o agua de mar en plan salpicándola y dices "Esta escoba esta consagrada así sea." Tres veces. 

 Ya tienes lista la escoba para tus trabajos mágicos. Una buena idea es barrer hacia fuera en casa, espacio de trabajo, todo lo negativo.

Porque como decía la canción “si yo tuviera una escoba, cuantas cosas barrería…”

¡Dedicado a mis ancestros tejedor@s!!

 
 
Fuentes: Edain Mc Coy.
 
Licencia Creative Commons El contenido de esta web esta creado por Asi Hidalgo de Hijas de la Tierra y  está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported.
 
 
 

 

EL LLAMADO DEL TAMBOR, EL LLAMADO DE LA TIERRA

 
 
                                                                        
El Tambor es el latido de la Tierra, es el canto de las profundidades de su corazón. Sentir, tocar y expresarte con él, es orar a la Madre Tierra. Tocarlo, cantar con él, sentirte uno a su lado, es estar en la presencia de la Tierra. Los animales y la naturaleza aman el latido del tambor. Los humanos al escucharlo recuerdan la antigua canción... TAM TAM TAM...