LUNA DE NIEVE, LUNA DEL PUMA

 

 

                   LUNA DE LA NIEVE, LUNA DEL HIELO, LUNA DEL PUMA

 

                       Febrero el mes de la purificación por excelencia nos trae la Luna de Nieve.

 

 

                                             

 

Las nieves más pesadas caen generalmente en este mes. La caza llega a ser muy difícil, y por lo tanto para algunas tribus nativas americanas ésta era la Luna Llena del Hambre. Para otras tradiciones era la Luna del Puma, ya que el último estirón del invierno siempre favorece al cazador solitario que va en silencio , en este momento cuándo aún no  llega la primavera pero lo crudo de la oscuridad empieza a dejar paso a la luz, el triunfo es del sigilo y del acecho.

 

OTROS NOMBRES:

 

Luna del hambre, luna de las tormentas, luna helada, luna acelerada, luna del puma.

 

SITUACIÓN MITOLÓGICA:

 

El Dios ha nacido desde Yule (Solsticio de Invierno) o Imbolc (1 de Febrero, Día de las Candelas), su energía está creciendo poco a poco, la Diosa lo está amamantando.

 

                                                   

 

ORIGEN DEL NOMBRE DEL MES:

 

Fue llamado así en honor a las Februa en las Lupercales, el festival de la purificación en la Antigua Roma: Los sabinos celebraban una fiesta anual de purificación que llamaban februa (de februum, una especie de correa), en una fecha que hoy se identifica como el 15 de febrero. Tras la fundación de Roma y el posterior surgimiento del Imperio Romano, la urbe dominante tomó prestado el nombre de las fiestas 'februas' para designar el mes en que éstas tenían lugar, que por entonces era el último del año.

 

Februarius es el mes de las purificaciones y recibe su nombre de la diosa FEBRUA, madre de Marte, así como de Febrio o Plutón, nombre latino del Hades griego, el raptor de Perséfone. El mes de febrero es un mes de fuegos ceremoniales para ahuyentar los malos espíritus de las cosechas y los ganados, así como de los que aquejan a la salud. Estos genios malignos han sido identificados con los gigantes.

 

En general, en el mes de febrero se celebran festivales ígnicos en los que se queman efigies de los enemigos o de todo aquello que supone un mal para nosotros. Los celtas celebran una de sus fiestas principales con este propósito. También febrero es considerado un mes de purificaciones por constituir el momento en que los futuros iniciados en los misterios de Eleusis comienzan su periodo de recogimiento y preparación en los pequeños misterios, a fin de poder participar en septiembre de los Grandes Misterios.

 

Februa, también Februatio, fue el festival romano de la purificación, más tarde incorporada a las Lupercales. El festival, que es básicamente de lavado o de limpieza de primavera (asociado también con la pluviosidad de esta época del año) y posiblemente de origen sabino. Según Ovidio, Februare una palabra latina que se refiere a los medios de purificación (especialmente con el lavado o el agua) se deriva de una palabra etrusca anterior refiriéndose a la purificación.

 

El mes romano Februarius ("de Februa", de ahí febrero) lleva el nombre del festival Februa/Februatio, que tenía lugar el día 15 del mes romano. Posteriormente, el dios romano Februus personificó el mes y la purificación, por lo que el nombre del dios proviene del nombre del festival y no al revés.

 

Las Fiestas Lupercales eran, en la Antigua Roma, unas fiestas que se celebraban el día 15 del mes de febrero. Su nombre deriva supuestamente de lupus (lobo, animal que representa a Fauno Luperco) e hircus (macho cabrío, un animal impuro). Fueron instituidas por Evandro el arcadio en honor de Pan Liceo (también llamado Fauno Luperco, el que protegía al lobo, y protegía contra Februo, o también Plutón).

 

Un cuerpo especial de sacerdotes, los Lupercos o Luperci (Sodales Luperci o amigos del lobo) eran elegidos anualmente entre los ciudadanos más ilustres de la ciudad que debían ser en su origen adolescentes que sobrevivían de la caza y el merodeo en el bosque durante el tiempo de su iniciación en la edad adulta, lo que por aquel entonces era un tiempo sagrado y transitorio en que se comportaban como lobos humanos. Se reunían el 15 de febrero en la recientemente encontrada gruta del Lupercal (más tarde llamada Ruminal en honor a Rómulo y Remo) en el monte Palatino. Según la tradición fue en este lugar donde Fauno Luperco tomando la forma de una loba, había amamantado a los gemelos Rómulo y Remo, y en cuyo honor se hacía la fiesta. La tradición cuenta que allí había una higuera cuyas raíces habían detenido la cesta en cuyo interior se encontraban los gemelos Rómulo y Remo.

.

 

Con el paso del tiempo el Papa Gelasio I prohibió y condenó, en el año 494, la celebración pagana de las Lupercales. Quiso cristianizar esta festividad y la sustituyó por el 14 de febrero, fecha en la cual murió martirizado un cristiano llamado Valentín, en el año 270 d. C.

 

Las lupercalias se trocaron pues en una procesión de candelas pidiendo, en cánticos y letanías la misma protección contra la muerte y la fertilidad que procuraba Fauno Luperco, ahora elevada a esperanzas de una vida y salud mucho más alta. A pesar de todo, esta procesión de las candelas desterró el rito pagano mucho más efectivamente que todas las prohibiciones anteriores.

 

Esta celebración se unió más tarde a la liturgia de la Presentación, por la referencia que Simeón hace, en su canto, a Cristo como "luz de las naciones", asociada a los cirios, antorchas y candelas encendidas en las manos de los fieles. El 2 de febrero se cumplían cuarenta días desde que, en la época de San Ambrosio, se fija el 25 de diciembre como fecha del nacimiento de Jesús, también para desterrar el festejo pagano del culto al Sol.

 

De las lupercales procede hoy la tradición del carnaval gallego característico de Ginzo de Limia, Laza y Verín, donde los cigarrones, pantallas o peliqueiros azotan a la gente con débiles fustas de cuero, con cencerros en honor a los pastores de los que Fauno Luperco era dios.

                                     

                                         CORRESPONDENCIAS:

 

Color: Amarillo

Cristales: Cuarzo citrino, pirita, ópalo.

Dirección: Este

Plantas: Vainilla, coco y girasol.

Elemento: Viento y Fuego

Divinidades: Februa, Marte, Apolo, Fauno.

Animales: Nutria, Lobo, Reno.

 

PALABRAS CLAVE A TRABAJAR DE ESTA LUNA LLENA A LA SIGUIENTE:

 

·Trabajo

· Materializar

-Corregir malos hábitos alimenticios y de salud en general

· Apaciguar la alteración nerviosa

· Sensibilizarse

· Compartir

·  Aprender a jugar, a tener una actitud divertida

·   Curiosidad /Buscar los pequeños detalles

 

                                  EJERCICIO  DE VISUALIZACION  

 

Visualiza una cabaña en la montaña. Está construida en madera, es grande y fuerte.

Ahora visualiza el entorno cubierto de nieve: los árboles, el suelo, los ríos congelados.

Estos son tus proyectos durante el invierno.

A partir de ahora y con el poder de esta luna llena, el Sol comienza a salir por el horizonte.

Lentamente el hielo comienza a derretirse, los ríos comienzan a fluir y su murmullo se empieza a escuchar.

Las copas de los árboles se sacuden la nieve con el viento.

En el suelo brotan florecillas silvestres.

Los animales comienzan a salir buscando pastos.

La cabaña está iluminándose por el Sol desde el Este. El techo se deshiela, la entrada se libera y finalmente, después de todo el invierno logras abrir la puerta que estuvo atrancada por la nieve.

Tus proyectos están iluminándose con estos rayos de Sol, estás retomando el control de tu vida, todo lo que revisaste en el invierno está en potencia esperando caer en la tierra fértil, húmeda y cálida.

Todo tu y todo lo que te involucra está vivificándose, está reanimándose, despertando, saliendo.

Da un bostezo fuerte y desperézate estirando los brazos.

¡Vive! ¡Crea! ¡Manifiesta!

Extraido de http://mx.paganfederation.org/luna_nieve_febrero.htm

 

                                           

                             RITUAL DE LA LUNA DEL PUMA

 
Coge una vela de cera de abeja y enciende la vela y di: "Puma invisible, ven a participar en este ritual" Concéntrate en como la cera de la vela de cera dorada va deslizandose hacia abajo y además combina con el pelaje dorado del puma. El dulce olor de de la cera simboliza la dulzura de la soledad. Escucha la tranqulidad a tu alrededor y busca el placer en ti mismo.
 
Piensa en aquellos logros que has conseguido tu sólo, con tu fuerza y voluntad. Visualízate como un puma, sigiloso, solo ,, poderoso., al acecho por los bosques nevados de invierno. Siente tu fuerza interior y sé consciente de que tú mismo puedes defenderte.
 
Cuando termines, apaga la vela y di: "Puma solitario, el tiempo ha volado, vuelve a la noche." Después mantén los ojos abiertos para proyectos solitarios y actividades que puedas hacer.
 
Ritual de Elisabeth Barrette.
 
 
 
 
 
 

Licencia Creative Commons El contenido de esta web esta creado por Asi Hidalgo de Hijas de la Tierra y  está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported.

                                                                            

EL LLAMADO DEL TAMBOR, EL LLAMADO DE LA TIERRA

                                                               

 El Tambor es el latido de la Tierra, es el canto de las profundidades de su corazón. Sentir, tocar y expresarte con él, es orar a la Madre Tierra. Tocarlo, cantar con él, sentirte uno a su lado, es estar en la presencia de la Tierra. Los animales y la naturaleza aman el latido del tambor. Los humanos al escucharlo recuerdan la antigua canción... TAM TAM TAM...