Las Secuoyas, seres ancestrales

El Presidente, un pastor de árboles.

 
 
 
 
En una suave pendiente de la zona meridional de la Sierra Nevada californiana, a unos 2.100 metros sobre el nivel del mar y dominando un cruce de senderos del Parque Nacional de las Secuoyas, se yergue un árbol colosal. El tronco es rojizo, está engrosado por múltiples capas de corteza rugosa y mide ocho metros de diámetro en la base. Si uno inclina la cabeza hacia atrás, tratando de distinguir la cima o ver la forma de la copa, puede acabar con tortícolis. Es un árbol tan grande que es imposible verlo entero. Tiene un nombre, el Presidente, que le fue otorgado hace unos 90 años por sus admiradores. Es una secuoya gigante, un ejemplar de Sequoiadendron giganteum, una de las varias especies de secuoya que todavía existen.
 
 
Aun así no es el árbol más grande del mundo, sino el segundo. Las recientes investigaciones de Steve Sillett, científico de la Universidad Estatal de Humboldt, y sus colegas han confirmado que el Presidente ocupa el segundo puesto en la lista de árboles evaluados, y eso que el equipo ha medido un buen número de ellos. No es tan alto como algunos ejemplares de secuoya de la costa o de Eucalyptus regnans de Australia, pero su volumen total es muy superior. Su ápice, seco por la caída de un rayo, se alza a 75 metros del suelo. Sus cuatro grandes ramas, cada una del tamaño de un árbol grande, parten de la mitad del tronco y se despliegan en una copa compacta. Aunque el tronco no es tan grueso como el del gigante número uno, el General Sherman, la copa es más densa. El Presidente tiene alrededor de 2.000 millones de hojas.

 

 

Hacía mucho tiempo que me llamaba, conectar con él, siempre he amando a las sequoyas, la primera vez  que tuve el inmenso honor de ver y sentir una fue en Mallorca y poco tiempo después en Pamplona, desde entonces su calor,ternura y magnificencía me acompañan. 

 

"Aquí sigo, el gran centinela, por muchos años he estado y aquí seguiré cuando muchos de vosotros ya no estéis en esta tierra, la vida pasa muy rápido para los humanos, y ni siquiera os dais cuenta de lo que la aceleráis al vivir como vivís. La vida es rápido o lenta según lo que tú seas, según vivas, respires o vibres. Los humanos adelantáis todo, vais rápidos y no os dais cuenta que no hay nada a donde ir, ni llegar, que lo bonito y rico es el camino, el caminar, le respirar, no lo recordáis de otras vidas, se os olvida una y otra vez, es divertido a veces observaros, otras veces decepciona ver la confianza que muchos seres han puesto en vosotros, y no comprendéis... pero bueno es parte del plan…

 

Me gusta observaros, mejor dicho, ver cómo me observáis, como os quedáis maravillados con mi grandeza, porque es algo que os gusta contemplar, sois tan pequeños de espíritu, habéis olvidado la grandeza del alma, por eso los seres vivos que somos enormes, como las montañas, los altos aboles son cosas a batir, a escalar, a derrotar y a menudo a dominar. Poner una bandera en una cima diciendo que llegasteis tan lejos tan arriba, ¿a quien y para quien lo hacéis? Subir a lo alto de un árbol como soy yo, para ser el que ha hecho esta hazaña, ¿que demuestra? De nuevo lo mismo, sólo importa la cima, el final, lo de arriba…

 

La grandeza no reside en las altas copas, ni en las fuertes ramas de mi ser, la grandeza es haber permanecido aquí desde hace tantos años. La grandeza de mi ser, es ser quien soy y no querer ser otro, la grandeza es simplemente estar donde uno debe estar.

No tenéis ni idea de vivir sin prisas, siendo quienes eráis, tomando el sol en esos momentos en que la nieve cae, cuando absorber un solo rayo de luz es la más difícil de las tareas. Todo está bien, todo es como debe ser, la raza de los humanos, los que vais de pie, debe empezar a trabajar en sus corazones y abrirlos para hablar con nosotros, y con los otros hermanos y pueblos de la tierra, como tú haces y enseñas. No hay otro camino, sino se unen los mundos y los pueblos no resurgirá el amor, el corazón debe abrirse aun con el dolor y escozor que eso ocasiona, no hay más maneras de hacerlo que entregándose al amor y a la luz más pura que somos.

 

Abrir el corazón no es sólo sentirnos y amarnos, sino sentiros y amaros a vosotros mismos, y a vuestra raza, perdonaros, aceptaros y amaros. No es tarea fácil, ni difícil, es…

 

Os habla aquel que sigue erguido tras tormentas y vientos furiosos del norte, os habla aquel que ha vivido tras los peligros de las sierras, las hachas y el poder del hombre, os habla el que es el gran padre de la montaña, ese soy yo, el pastor, el guía, el señor de la montaña."

 

 

 

La Energía de las Secuoyas Gigantes es como la de ninguna otra en el planeta. Estas antiguas entidades vivientes proyectan un campo laminado o aura laminada similar en estructura estratificada a aquélla de la humanidad.
Ellos son autoconscientes y proyectan una conciencia tanto individualizada como colectiva extremadamente única y benevolente.
Estos majestuosos seres se amasan en ubicaciones escasas y ahora crecen naturalmente sólo en las regiones del Norte de América.
Se puede decir que las Secuoyas y los Redwood son los guardadores de los registros del Reino Vegetal, y en ese sentido son simbólicos junto con los miembros del Reino Cristalino y Mineral de la Tierra.
 
 
Ciertamente ellos están conscientes del pasado, el presente y hasta cierto grado del futuro tanto de la Humanidad como de la Tierra.
 
Los geólogos han determinado con exactitud que las Secuoyas Gigantes han estado en el planeta durante más de 144 millones de años.
Ellos son Espíritus Antiguos. Sobresalieron dominando sobre los dinosaurios cuando la superficie del planeta se elevó y cayó, girando en una lenta danza geológica sin tiempo.
La Secuoya Gigante y sus parientes, los Redwood, se encuentran entre las formas más conscientes de los árboles dentro del Reino Vegetal.
La energía y pulso generada por ellos es cristalina y conduce el ambiente a una frecuencia más elevada.
Añadiremos que de este punto en delante cuando nos refiramos a la Secuoya nos referiremos tanto a la Secuoya Gigante como al Redwood pues ambos son muy similares en sus cualidades y atributos.
Debido a que la Secuoya es capaz de ‘clonarse a sí misma’ en su proceso de regeneración, muchos de los Seres Árboles de este género son réplicas exactas de su esencia física y espiritual que ha existido desde los comienzos.
Esta clonación contribuye al papel elegido de las Secuoyas como los guardianes conscientes de los registros del Reino Vegetal de la evolución del tiempo en el plano terrenal. Su notable longevidad en el plano terrenal es multidimensional.
 
Los bosques de Secuoyas tienen verdaderamente el atributo y habilidad de alterar la secuencia de tiempo y trascender la dimensión.
No se adhieren cronológicamente al mismo movimiento de espacio-tiempo lineal. Cuando uno pasea o medita en su campo, puede ascender más allá del tiempo.
Las horas parecen ser minutos y los minutos pueden parecer horas. La imaginación se eleva en un animado vuelo en tanto los corredores mentales se abren conmovedoramente a la inspiración.
Y como el espacio pudiera definirse como tiempo coagulado, el espacio dimensional es igualmente trascendido.
En cuanto a este atributo, ciertos bosques de Secuoyas son portales! ¿No es eso convincentemente interesante?
..Pero enfatizaremos ‘ciertos’ bosques puesto que el aspecto del portal se manifiesta óptimamente cuando los bosques están en una oscilación totalmente armónica con los otros elementos.
 
Los bosques dentro de los parámetros del Parque Nacional de las Secuoyas Gigantes en elevaciones de entre 2,500 y 7,000 pies capacitan de la mejor manera la armónica máxima de la ‘puerta de las estrellas’.
Verdaderamente ciertos puntos cumbre dentro del Parque Nacional de las Secuoyas, tales como la Roca Moro, son vectores Vortexiales de las Puertas Estelares.
 
Jerarquía en el Reino Vegetal Como les hemos dicho, ciertos árboles han sido reconocidos siempre como sagrados por la humanidad.
El Reino Vegetal existe en espectros de conciencia, al igual que todos los Reinos Elementales. Los Espíritus Dévicos del Reino Vegetal representan una diversidad de lo que se puede llamar “hadas, elfos” y lo que los Druidas llamaban “el hombre verde”.
Pero al igual que la vida biológica tiene ciertas jerarquías de complejidad, el Reino Vegetal tiene formas de vida dentro de su género que son más ‘avanzadas’, más conscientes e inteligentes que otras.
 
 
 
Las ventajas de visitar las Sequoias incluyen:
 
-Balanceo y energización de los Chakras y el Campo Aúrico. 
-Rejuvenecimiento Espiritual y Físico.
-Reducción de la Ansiedad – influjo de bienestar y Alegría.  
-Armonizar el equilibrio sensorial & ajustar el sistema bio-glandular  y el sistema nervioso. 
-Estabilizar, sanar y aquietar el campo mental-emocional –despejando la depresión. 
-Claridad en el interior de la visión del 3er. Ojo -  - abriendo la pineal
-Habilidad aumentada para priorizar y resolver los problemas.
-Estimulación de la fuerza de vida y alegría renovada y vitalidad de propósito. 
-Ingreso a la visión asistida en los Registros Akáshicos y a la Mente Universal. 
-Una mayor conexión a los elementos naturales,  a Gaia y al Reino Dévico. 
-Equilibrar la matriz del género / Lo Femenino hace la Unión hacia la Unidad Armónica Integral. 
-Fortalecimiento de la Voluntad y la Decisión.  
-Abre las ventanas de la Creatividad y la Inspiración de la mente. 
-Conexión a los aspectos LeMurianos de la conciencia de suministro y de nutrición.
 
 
 
 
Gracias Ancestrales Maestros <3
 
Asi Hidalgo

 

 

 

https://plus.google.com/u/0/102276494560180010646/posts

CURSO DEL MES