La Energía Sexual desde la Animalidad Sagrada

 

Un roce en la piel, un cosquilleo en la nuca, pupilas dilatadas, calor en el vientre, salivación y apertura de las fosas nasales. Esa es una de las miles de respuestas físicas en las que tu cuerpo responde a esta energía. Mucho más allá del acto sexual per se, la energía sexual, es una de las energías más poderosas en la Tierra.

 

 

                              

 

Su sentir es extraordinario, imagina un rio de lava, candente, burbujeante, que avanza deslizándose como magma espeso pero que recorre cada centímetro del espacio que quiere tocar. Sin prisa, lento, meticuloso, contemplativo y a la vez fluido, activo y con un calor extraordinario. La energía sexual es la energía creativa.

Para crear se activa, se utiliza esa energía. Cocinar, amasar, escribir, danzar, cantar, hilar, imaginar…Cualquier actividad creadora, su combustible es la energía sexual.

 

Pero claro, a lo que un humano escucha o lee sexual, miles de conexiones de creencias del sistema y de la educación recibida, se activan y sale ese tabú no ancestral sino moderno, del ¡Uis, uis, hablan de sexo!

 

Obviamente el acto sexual, la cópula, la masturbación, crea y genera energía sexual pero no sólo es ahí donde puedes percibirla. Ahí puedes sentirla, canalizarla, expandirla etc… Pero también en una mirada, en una caricia, en una palabra susurrada, danzando, cantando, creando cualquier cosa.

 

El mayor problema que nos encontramos es, que estamos desnaturalizados como animales instintivos. Se nos dijo que no teníamos instintos, y menos algo tan primitivo como el instinto sexual, tan sórdido, básico y animal primitivo y ahí nos lo creímos. Cuanta ansia de egocentrismo en el humano. Nos desposeyeron de un instinto brutalmente intenso y necesario, pero ojo no dejamos de tenerlo, solo lo creímos. Sólo que cuando crees que algo no esta en ti y está, queda a merced de otros, manipulaciones, control sistemático… En fin el sistema, matrix, y lo de siempre.

Una persona conectada a su energía sexual es una persona creativa, que brilla y crea desde su corazón. Desde los antiguos escritos del Tantra hasta las últimas investigaciones científicas sobre el tema de la sexualidad hablan sobre todo esto.

                                   

El Tantra, el arte del sexo sagrado, sus guardianes los Tigres nos han hablado sobre ello

“Tan solo a través de elevar tu Animalidad Sagrada alcanzarás la Elevación de la Materia en el Espíritu”.

No es cuestión de rechazar el animal instintivo que somos, de instinto sexual, sino de elevarlo desde ahí, entrar en esa animalidad, sentirla, gozarla, habitarla, entretejer cada suspiro al animal que eres. Sentir cada poro de tu piel respirar al ser tocado, mirado, al crear. Que en una mirada, en una palabra escrita se deposite todo aquello que sientes. Que tu cuerpo vibre tan solo sintiendo cuando eres abrazado. Y respirar esa creación. Que una mirada puede hacerte el amor de la manera que ni siquiera eres capaz de contemplar. Que el orgasmo no tiene nada que ver con el que haya contacto. Que la energía sexual la crean las flores al abrirse y emanar su aroma, las hembras que caminan por los bosques sintiendo su vientre en calor.

El vientre, el caldero es Agua, y esa agua requiere calor, nuestros úteros de energía sexual femenina, se calientan en esa oscuridad, llena de raíces y olor a tierra mojada. Cuando el caldero porta esa agua fría, no se crea, no puede activarse la energía sexual. Y todo es frio, yermo y estéril, no existe la creatividad.

Habla la Tigresa Blanca:

 

                                                         

 

“La energía sexual tuvo fines muy oscuros en el pasado, aun reticentes en las mentes de muchos de vosotros, pero no siempre se usó así. Hay una honra antigua, muy antigua en vuestros cuerpos mas ancestrales a esa energía. Esa energía os creó, es la responsable de que tu estes aquí leyendo esta lineas. ¿Como algo que crea vida puede ser malo, oscuro o bajo?

Los Hombre y Mujeres deben reconciliarse con esa energía, pues si no es gestionada, canalizada por cada uno de vosotros, otros toman esa energía para su propios cometidos e intenciones. En el universo nada se malgasta. Responsabilizaros de esa energía creativa, limpia y bonita y crear vuestra propia creación de poder para el bien máximo de todos”.

 

Sharim, la Tigresa Blanca.

 

Contacto sexual

Cuantas heridas tenemos en estos temas, manipulaciones, violaciones, deshonras, abusos. Todo es un desequilibrio de esta energía que apenas ni siquiera se entiende. El contacto sexual va mas allá, es una expresión de ti, de tu yo mas completo. Claro está si eres capaz de estar en contacto con ella sin miedo y sin juicio. Limpio de todo. Entonces es una de las energías más sanadoras que existen. Conocerse a través de ellas en natural en nosotros como humanos hasta que los dogmas y educaciones nos castran y cohíben.

 

Para los bonobos, un primo hermano del chimpancé el sexo es algo tan natural y les ayuda a gestionar su sociedad. De hecho, son conocidos como el pueblo de la paz, ya que no existe el conflicto en ellos. Suelen saludarse teniendo sexo, incluso entre mismo género, en el agua, en tierra, se miran a los ojos, cara a cara, hacen mil posturas; para ellos el sexo es puro deleite.

 

Hablan los Bonobos:

 

“Todo es Amor, llamarle energía Amor y no Sexual pues vuestras mentes atan cuerdas de dolor a esa palabra. Yo amo a mis compañeros y compañeras. Las toco, me tocan, nos tocamos, porque no hay mas placer para ese enorme órgano que es la piel que ser tocado con amor. Si solo sintierais cada día ese amor en vuestros cuerpos no existirá la crueldad, el deseo de hacer daño, la ira. Nosotros nos amamos, si, nos amamos unos a otros. Sentimos un extraordinario amor por los familiares porque somos la misma expresión.

La mirada, pocos os amáis mirándoos. Casi nadie entiende que el abrazo, que la caricia, que la palabra puede dar y crear amor. Os desconectasteis de esa parte animal, porque es animal, nosotros la representamos. El Tigre y el Dragon la representan en complementarios. Creísteis que vuestra parte racional os hacia superiores y que estabais por encima de eso, pero al no mirar, al no contemplar algo tan poderoso y dejarlo en la oscuridad del inconsciente otros las mueve y controlan. Por eso el poder del hombre está cautivo. Apresado y controlado por dictámenes que nada tienen que ver con vuestra esencia.

 

Sentimos un profundo amor por la selva y el rio, y por los humanos, no estamos tan lejos de vosotros. Pero no entendéis nada, seguís en esa corriente egocéntrica porque teméis al animal que sois. Lo teméis, lo apresáis dentro y no dejáis que salga, que fluya y que se entregue con ese amor que es.

 

Nada se conseguirá mientras se castre y frene la vida, mientras todo sea aséptico e higiénico. Eso solo lo quiere el control.

 La energía sexual es abundancia, es voluptuosidad, es selva densa, humedad, caos y color. Es creación e imaginación, locura, risas y flujos. Vivir con ella, creando desde ella es puro éxtasis, pura vida.

Solo dejar salir esa Animalidad Sagrada que sois y desde ahí elevarla al cielo. No hay nada soez ni ordinario en esta energía, sino todo lo contrario es la única que puede liberaros de la cárcel que habitáis”.

 

 

Toda vida y/o creación surge de la energía sexual, es la máxima expresión en la tierra, es el cálido aliento creador de Gaia. Es un gran regalo de todos los que la habitamos.

                                                        

Conciencia de los Bonobos Y Tigresa Blanca a través de Asia.

 

Imágenes de internet si sabes sus autores escríbeme para poder nombrarlos en el post, info@hijasdelatierra.es

 

 

NUEVO CURSO "CÓDIGOS LEONES BLANCOS" 

Un sistema para la armonía de los seres de la Tierra, a través de códigos de geometria sagrada. Apto para humanos, animales, vegetales y espacios.

                                                              www.codigosleonesblancos.es/