Sangre Sagrada

 

Son muchas las culturas, que aún hoy dia, siguen enseñado a sus hijas, a honrar la sangre sagrada que al mujer crea durante su vida. Las mujeres honran a su cuerpo y estan conectada a él, lo sienten y saben reconocerse todo aquello que les transmite en cada momento. Conocen los ciclos naturales de la Madre Tierra, y viven según su marcado, como todos y cada uno de los seres que habitan esta hermosa Tierra.

Ellas reconocen los ciclos cambiantes, circulares, en ellas, en su cuerpo de mujer, acompañadas por la Abuela Luna, saben de la conexión exsitente entre la Luna y la mujer, entre los elementos, y como todo esta conectado de manera armónica.

Las culturas ancestrales saben del poder sagrado de la sangre mesntrual, de que para que una mujer sea completa, debe conocerse y aprender a reconocer los ciclos que habitan en ella, lo hacen de manera natural, pues así lo viven, de sus madre y abuelas, las enseñanzas que reciben de la comunidad en las que viven.

Tras muchos años de alejarnos de las costumbres ancestrales, de haber perdido la conexion con la naturaleza, de la armonia con los ciclos naturales, vivr segun ellos, en completa sintonía, más notable en el mundo occidental, de estres y miedos, hoy día hay muchas mujeres que estan recuperando esa conexión, con nuestras esencias, pues ese conocimiento esta dentro nuestro. No hay que buscar fuera de uno mismo, todo esta en nuestro interior, pues somos parte de todo. Aunque es simple, el concepto, y lo hayamos leido, visto, incluso dicho en ocasiones, a mi me costo mucho integrarlo realmente, vivir y recordar desde mi interior, sin busqueda fuera de mi, me ocurrio que tras largo tiempo de busquedas, d probar esto y aquello, de frustrarme, cuando por fin paras, y habitas el silencio, la Quietud o Tyoweth como le llaman algunas tribus nativas americanas, al habitar ese espacio interno tuyo, se te muestra todo eso que has buscado, las respuestas viene en forma de recuerdos, señales, guias, sueños y entonces es cuando empiezas a experimentar realmente lo que eres, quien eres.

 

Las mujeres podemos recordar todas estas cosas, es algo ancestral en nuestra energía femenina, somos creadoras, nutridoras, centramos y amamos desde nuestros corazones. Han sido muchos años de patriarcado, de oscuridad y miedo, de jerarquia y control, donde el hombre y la mujer han sido sometidos, castigados, castrados.. pero ese tiempo ha llegado a su fin, ya amanece... al fin, así que es hora de de cada uno ocupe su lugar natural, para que así en unión, lo femenino y lo masculino, se  complementen como las dos fuerzas que son, necesarias para el equilibrio, armonizadas creando el ser completo que todos somos, y así poder vivir en armonia.

A la oscuridad se le alumbra, al odio se le ama, al rencor se le perdona, a la sombra se le acepta... no hay lugar para la lucha, ni el miedo, ya no es tiempo de eso, si queremos sentir la experiencia ese es el camino, muchos fueron los que nos lo dijeron Gandhi, Buda, incluso Jesús, y a diario si nos paramos a esccuhar nuestros hermanos animales nos lo recuerdan, solo hay un camino, el amor! 

www.youtube.com/watch?v=luBXFL6kieM&feature=player_embedded

 

 

"Voces del desierto" un libro de Marlo Morgan, una bellisima obra, explica como los aborígenes australianos , usan la sangre menstrual por sus propiedades curativas:

“Unas semanas antes le había preguntado a Mujer-que-Cura qué hacían las mujeres cuando tenían la menstruación, y ella me había mostrado unas compresas hechas de juncos, paja y finas plumas de pájaros. Después, de vez en cuando, observaba que una mujer abandonaba el grupo para internarse en el desierto y ocuparse de sus necesidades. Enterraban la pieza sucia igual que enterrábamos nuestros excrementos diarios, como hacen los gatos. Ocasionalmente, sin embargo, había advertido que una mujer volvía del desierto con algo en la palma de la mano, que llevaba a Mujer-que-Cura. Ésta abría el extremo superior de su largo tubo. Observé que estaba forrado de las hojas de plantas que usaron para curarme los pies llagados y las quemaduras del sol. Mujer que Cura metió dentro el enigmático objeto. Las pocas veces que me acerqué, me llegó un insoportable hedor. Finalmente descubrí lo que guardaban en secreto: grandes coágulos de sangre expulsados por las mujeres.
Aquel día Mujer-que-Cura no abrió el extremo superior del tubo, sino el inferior. No salió ningún tufo. No desprendía ningún mal olor. La mujer apretó el tubo con la mano y surgió una brea negra, espesa y reluciente, que utilizó para unir los bordes desiguales de la herida. Literalmente los alquitranó, untando la sustancia por toda la superficie de la herida. […] Durante varios días la examiné de cerca y observé cómo se secaba la negra sustancia natural y empezaba a desprenderse. Al cabo de cinco días había desaparecido; sólo quedaban unas delgadas cicatrices […]

 

 

Un documental donde tambien podremos sentir, que es la menstruación para diferentes personas y como la viven mes a mes:

vimeo.com/25671897

 

 

Hay muchísima información sobre como recuperar la conexion con nosotras mismas, hay videos, libros, pero la mejor manera, es simplemente pararte y en quietud y silencio, deja que salga aquello que eres, deja expresar a tu corazón, a tu alma quien eres, experiementa, crea dejate llevar, sin miedos ni prejuicios, eres tú contigo misma, eres un ser de amor, crea desde ese amor, vive y expresate desde ese amor.

 

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported.

CURSO DEL MES